El proyecto pretende acortar los tiempos de traslado entre ambas ciudades.

Un tramo ferroviario de 210 kilómetros vería luz verde dentro de los próximos días en Perú. Se trata del proyecto del tren que une las ciudades de Trujillo y Chiclayo al norte de la capital Lima.

Dado el flujo de pasajeros en la zona, el proyecto se hacía necesario; de hecho, el gobernador del Departamento La Libertad, Luis Valdez, expuso que “unas 500.000 personas viajan al mes entre Trujillo y Chiclayo y eso ya es un flujo importante”. La construcción de esta iniciativa ha generado interés por parte de inversionistas de España, China y México, no obstante, la operación de ella no ha tenido mayor influencia.

La inversión bordearía los US$2.520 millones y el estudio pertinente ya se encuentra en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones peruano, donde se está en el proceso de planeamiento y programación. Según el propio edil de La Libertad, “el tramo podría reducirse desde cuatro horas que demora hoy a tan solo 45 minutos”.

Además de lo anterior, en el norte de Perú hace ya un tiempo que esperan la ampliación a dos pistas por sentido de la carretera Panamericana; la que podría ser un real competidor para el proyecto ferroviario. En esa línea, Luis Valdez sostuvo que ambos proyectos son complementarios, dado que para las distancias más cercanas no sería necesario el tren, sino para traslados más lejanos, o bien directamente de Trujillo a Chiclayo o viceversa.

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Regístrese gratis

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Vea nuestros newsletters