El Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) ha puesto a disposición de sus países miembro un monto equivalente a US$ 6.800 millones en nuevos financiamientos. Este nuevo capital se ofrece como medio de contrarrestar los efectos económicos de la pandemia en los países de la región. Los préstamos tendrán cinco años de plano con tres años de gracia.

El presidente del FLAR, José Darío Uribe, afirmó que “esta crisis ha generado demandas extraordinarias de los recursos de los gobiernos”. El representante del fondo multinacional dijo que la acción de los gobiernos en sanar las economías, con distintos programas, seguirá siendo decisiva.

El FLAR se compone con capitales de ocho países latinoamericanos, que son los que tienen derecho a operar sus fondos y líneas de crédito: Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. La administración del fondo se ubica en Bogotá. 

Esta iniciativa nace como parte de propósito superior del FLAR, de contribuir al bienestar de América Latina y el Caribe, promoviendo la estabilidad macroeconómica y financiera de la región. La institución nació en 1978, como parte de la red de seguridad financiera regional, brindando apoyo a las balanzas de pago de sus países miembros con créditos de liquidez, frente a posibles choques externos.

Varios países de América Latina están movilizando fondos públicos para reactivación de sus economías en el post pandemia. 

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Regístrese gratis

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Vea nuestros newsletters