Así lo consigna el presidente del sindicato de las empresas, Paulo Camillo Penna.

De acuerdo con el presidente del Sindicato Nacional de la Industria de Cemento de Brasil (SNIC), Paulo Camillo Penna, la industria cementera del país está en camino a su recuperación. La afirmación la dio al abrir los resultados consolidados del primer trimestre del año, que siguieron mostrando caída interanual, pero con menor ritmo.

Los datos del SNIC son de que en el primer trimestre del año el sector vendió 12,6 millones de toneladas de cemento, lo que fue un 3% menos que el primer trimestre de 2017. El resultado podría haber sido mejor si las lluvias fuertes en varias partes de Brasil no hubiesen afectado tanto el consumo del producto en obras.

“Estamos viendo con absoluta claridad que estamos en camino de recuperación. En 2017 cerramos el año con caída de 6,7% y ahora esperamos crecimiento de entre 1% y 2%. El camino de la recuperación está frente nuestro, en el próximo trimestre probablemente anunciaré que el sector estará estable o tendrá algún crecimiento”, dice Camillo Penna.

El ejecutivo gremial, en tanto, recordó que la capacidad ociosa de la industria en Brasil es alta: cercano a 45%. Son 13 fábricas de cemento totalmente paradas en todo el país, de acuerdo con el presidente del SNIC.

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Regístrese gratis

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Vea nuestros newsletters