Metso Brasil ha implementado una serie de medidas de seguridad de nivel hospitalario, con la finalidad de no suspender totalmente la operación de su fábrica en Sorocaba, pero sin dejar que sus colaboradores estén en situación de riesgo sanitario por el nuevo Coronavírus.

Entre las muchas medidas de salud, la sucursal de la compañía finlandesa ha puesto inmediatamente todos sus funcionarios que están en algún grupo de más riesgo en régimen de trabajo domiciliar. Éstos son los que tienen más de 60 años, mujeres embarazadas y personas con algún problema de salud anterior.

Los que están dentro de estos grupos de riesgo y trabajan en la operación fabril fueron puestos en disponibilidad y orientados a permanecer en cuarentena.

Por su parte, en los sectores administrativos un 90% de los colaboradores fueron dirigidos al régimen de home office. Con todo esto, Metso Brasil disminuyó significativamente el movimiento en su unidad de Sorocaba.

La operación reducida permitió al comité interno de gestión de riesgos poner en práctica una política de aseo de nivel hospitalario, siguiendo normas de la Organización Mundial de la Salud.

El comité de directores y gerentes se reúne virtualmente todos los días, tanto para gestionar la política de seguridad de la fábrica como para dar atención a los requerimientos de los clientes de la marca.

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Regístrese gratis

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Vea nuestros newsletters

Temas