La constructora brasileña OAS, que ha sido investigada y punida en los últimos años por su participación en los esquemas de corrupción en su país, tuvo aceptado un acuerdo final de indemnización a la Justicia, con lo que podrá volver a ser contratada para obras públicas.

El acuerdo anunciado esta semana prevé que la constructora pague a las arcas del Estado un valor de 1.920 millones de reales (cerca de US$ 455 millones) en un largo plazo, hasta diciembre de 2047.

El acuerdo permite que OAS vuelva a hacer proyectos para el gobierno. A cambio de recibir autorización para contratar con el gobierno, además de la multa la constructora tuvo que regalar nuevas informaciones respecto el sistema de sobornos existente en Brasil.

Es así que, de acuerdo con las autoridades, las informaciones son de que más de 300 personas naturales y alrededor de 180 empresas estarían involucradas. Del total de empresas, 27 son de fuera de Brasil. Eso no significa necesariamente, en tanto, que todos están involucrados en prácticas criminales.

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Regístrese gratis

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Vea nuestros newsletters