Odebrecht, la histórica y más grande empresa de construcción de Brasil, ha solicitado a la Justicia del país un concurso de acreedores (recuperación judicial) con el reto de mantenerse a flote mientras consiga saldar una deuda que supera los US$ 13.000 millones (poco más de 50.000 millones de reales).

A lo largo de los últimos años, las empresas delo grupo Odebrecht fueron consideradas culpadas de pago de sobornos a cambio de obtención de contratos en Brasil y otros países latinoamericanos. Los montos pagados por la empresa sumaron cerca de US$ 788 millones, y los receptores fueron más de 200 políticos en 12 países.

La solicitud de concurso de acreedores es una forma de mantener la actividad de la empresa y ordenar el pago de las principales deudas. Cuando se acepte el pedido, Odebrecht tendrá seis meses para presentar un plan de pagos.

Entre las empresas del grupo, la petroquímica Braskem deberá quedar fuera del acuerdo de recuperación, dado que hay planes de desinversión total de esta empresa. De hecho, una compañía holandesa la iba a adquirir hasta hace poco, pero desistió al último minuto.

Marcelo Odebrecht, el heredero de la empresa, fue condenado a 19 años en cárcel, pero hoy cumple su pena en régimen domiciliar.

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Regístrese gratis

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Vea nuestros newsletters