El objetivo de la planta es responder de forma local y oportuna los requerimientos de clientes y proveedores.

CATERPILLAR BRASIL

La compañía de maquinaria para la minería y construcción, Caterpillar, inauguró el pasado 31 de julio su nueva línea de montaje en su fábrica de Piracicaba, en Sao Paulo, Brasil, la que estará dedicada a la producción de transmisiones para equipos de tamaño mediano. “Tendremos aumento de contenido local y mejor tiempo de respuesta en la cadena, lo que traerá eficiencia y reducción de costos, además de ayudar con el desarrollo de nuestra red de proveedores”, afirmó Odair Renosto, presidente de Caterpillar Brasil.

“El suministro era hecho por las fábricas de Caterpillar ubicadas en Estados Unidos y Francia. El tiempo de respuesta era muy largo y la logística era complicada. Ahora atenderemos el mercado desde acá mismo”, sentenció Renosto, quien estimó que el tiempo de repuesta a clientes y proveedores se reducirá en 20 días.

“Tuvimos que construir un nuevo edificio e invertir en la línea de montaje y en las herramientas de los proveedores. Nuestro objetivo es una reducción del 10% en los costos, pero el impacto mayor es no tener dependencia de las importaciones ”, argumentó Renosto.