Bolivia está construyendo un nuevo modelo de ciudad. 

Un ambicioso proyecto, lograr una urbe sustentable, es el que está desarrollando Bolivia con su ciudad Nueva Santa Cruz, iniciativa también conocida como Ciudad Productiva Integrada y que busca convertirse en un centro comercial, logístico, turístico y el centro financiero y de negocios de Latinoamérica. El núcleo del proyecto se emplaza a unos 20 minutos de Santa Cruz de la Sierra, cerca del aeropuerto Viru Viru.

VOLVO-NUEVA SANTA CRUZ-142 - low res

La construcción de Nueva Santa Cruz se realizará en fases y el trabajo de base acaba de comenzar para la primera etapa. Para ello, una diversidad de empresas de equipos de construcción hizo sus apuestas de maquinaria, pero fue la distribuidora Toyosa la que ganó con una ‘propuesta de venta única’: Volvo.

El Grupo Lafuente, que está detrás de la construcción del proyecto, junto con la surcoreana LH, Korea Land & Housing Corporation, han decidido utilizar las máquinas de la marca sueca como la base de todo el parque de maquinarias para la construcción de la nueva ciudad y ya más de 100 máquinas Volvo están listas para operar, entre ellas compactadores, cargadoras de ruedas y excavadoras.

“Fue un verdadero desafío cerrar el trato. Todas las marcas luchaban por este proyecto y este contrato”, señala Erick Saavedra, CEO de Toyosa. El ejecutivo de inmediato explica el porqué resultaron ganadores: “Las máquinas Volvo funcionan sin importar el clima, incluso cuando es alto y seco como en La Paz, o en las tierras bajas donde el clima puede ser muy húmedo, como aquí en Santa Cruz”.

Por su parte, Gerardo Rojas, director comercial del Grupo Lafuente, comenta que “Volvo CE ha sido un jugador clave en el proyecto. Invirtieron mucho esfuerzo en el acuerdo y en el proyecto de construcción de Nueva Santa Cruz”.

Antecedentes del proyecto

Santa Cruz de la Sierra, si bien no es la capital boliviana, es la ciudad más grande y poblada del país. Desde sus orígenes en la década del ’60 la urbe comenzó a crecer, pero lo hizo exponencialmente desde 1985 gracias a diversas industrias como el petróleo, el gas, la producción de alimentos y la industria de la construcción.

El crecimiento de la ciudad y su ubicación estratégica en el centro de América del Sur (grandes urbes como Bogotá, Buenos Aires, Guayaquil, Lima, Santiago y Sao Paulo -por mencionar algunas- quedan a sólo tres horas en avión) han llevado a la necesidad de construir este megaproyecto: la Nueva Santa Cruz, a solo 20 minutos de la ciudad vieja. La visión es crear un centro sudamericano ya que la ciudad ya tiene una buena infraestructura para todos los países vecinos.

Nueva Santa Cruz contempla inversiones por unos US$2.500 millones, tiene un interesante Plan Maestro que contempla una superficie total de 6.000 hectáreas, de las cuales 3.000 estarán destinadas a áreas residenciales, 700 a áreas comerciales y de negocios, y 2.300 hectáreas a áreas verdes.

Se estima el asentamiento de 100.000 familias y una población total de 370.000 personas y se proyecta la llegada de unas 10 mil empresas

La ciudad Nueva Santa Cruz será una ciudad moderna e inteligente, diseñada para marcar un hito en el desarrollo y planificación urbana.