En un concurso en el que participaron ocho oferentes, el consorcio conformado por OHL y Cosapi, Nuevo LimaTambo, obtuvo el contrato para las obras de la primera fase de la segunda etapa de ampliación del aeropuerto Jorge Chávez, en Lima, Perú.

Jorge Chávez

Así se vería el nuevo Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

Específicamente, el consorcio se encargará de las actividades de movimiento de tierras, incluyendo desbroce, demoliciones de estructuras existentes, retiro de material orgánico, escombros y nivelación del terreno. Los trabajos suponen la remoción de más de 2 millones de metros cúbicos y relleno de más de 130.000 metros cúbicos. 

Según explicó Lima Airport Partners (LAP), el proyecto de ampliación se desarrolla en tres etapas complementarias: (1) Trabajos Preparatorios, actualmente en ejecución desde marzo de este año y que comprenden estudios de suelos, topografía, hidrología, geotecnia, remediación de pasivos ambientales, etc., con una inversión aproximada de US$ 50 millones; (2) Lado Aire, que incluye la construcción de la segunda pista y la nueva torre de control a iniciarse en el mes de diciembre; y (3) Lado Tierra, que consiste en la construcción de un nuevo terminal de pasajeros.

“En LAP venimos trabajando de manera continua en el Proyecto de Ampliación y tenemos el fiel compromiso de cumplir con los plazos establecidos, para que en el año 2024 el Perú tenga un terminal que nos permita consolidar al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez como el nuevo hub por excelencia en la región”, sostuvo Anton Aramayo, director del Proyecto de Ampliación.