La Operadora Portuaria Centroamericana está inviertiendo US$145 millones en la nueva infraestructura.

La Operadora Portuaria Centroamericana (OPC), invirtió US$145 millones en un nuevo muelle en Puerto Cortés en Honduras, el que se espera entre en funcionamiento en junio del próximo año, según informó el medio El Heraldo.

Puerto cortés

Puerto cortés

La obra tendrá una longitud de 350 metros y eso le permitirá atender buques Súper Post-Panamax con esloras de 326 metros y una capacidad máxima de 9.000 TEUs. El muelle tendrá una profundidad de 14,5 metros.

Además, este nuevo muelle en su primera fase estará dotado de dos grúas pórtico para operación simultánea, lo que incrementará en 50% la capacidad de la terminal. Y la segunda fase del proyecto se prevé que terminará en 2023 para alcanzar 550 metros del nuevo muelle.

Se está considerando incluir cuatro grúas pórtico de última generación y así sumar seis grúas súper Post-Panamax.

Con el nuevo muelle de contenedores y el equipamiento anunciado, la Operadora Portuaria Centroamericana, que desde el 2014 opera la carga contenerizada, asegura que Cortés atenderá los nuevos buques que navegan por el nuevo Canal de Panamá. Y para 2023 la terminal estará capacitada para mover 1,8 millones de TEU.

El director general de la OPC, Mariano Turnes, mencionó que la Operadora Portuaria Centroamericana busca continuar expandiéndose en Puerto Cortés y detalló que en el muelle 6 se estará aplicando las mejores prácticas internacionales y tecnología de punta para que Cortés cuente con infraestructura de primer nivel.

Cortés es el puerto centroamericano más importante en el Atlántico por el movimiento de contenedores. Por ello, Turnes, asegura que se posicionará como el puerto más importante de la región al sumar 1.150 metros de muelle, con la capacidad de atender grandes buques de contenedores y carga en general.

El ejecutivo de la OPC aseguró, que la terminal se han adoptado nuevos procesos para optimizar las operaciones lo que ha permitido que los buques lleguen a una hora predefinida y, por ende, reducir los tiempos de espera.