Un terminal dedicado a recibir, manejar y almacenar celulosa y sustancias químicas es lo que proyecta Uruguay para su puerto en Montevideo. El recinto pretende ganar superficie a la bahía de la ciudad, detrás del muelle C y ampliar dicho muelle a 8 hectáreas, de las cuales 4 ya existen. La estructura ocuparía un espacio anexo al terminal de graneles líquidos de la capital uruguaya.

UPM Uurguay

UPM Uurguay

Además, el proyecto incluye 6 vías férreas, donde una de ellas ingresará al puerto, dos trasladarán la celulosa y el resto de las vías estarán abocadas para maniobras de auxilio y cargas líquidas. A su vez incluirá 9 tanques para recibir los productos, un edificio central, un taller de mantención y otras infraestructuras menores. Eso sí, el proyecto obligará a relocalizar la recepción de celulosa, dado que esa actividad se desarrolla en otra zona, por lo que también habrá que demoler algunas estructuras, hacer el dragado y rellenar un área donde se emplazará un dique para construir el depósito de la celulosa.

Cabe mencionar que el puerto será el punto de embarque internacional para la producción de celulosa de una eventual planta de UPM que se localizaría en el departamento de Durazno. Así, las obras demorarían cerca de 33 meses y costaría cerca de US$ 260 millones. Al entrar en operación movilizará 30 camiones por día, siete trenes diarios, además del consiguiente aumento de tráfico marítimo.

Con todo lo anterior, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente convocó a una audiencia pública sobre el proyecto que buscó destacar los cuestionamientos y dudas por parte de la población. Así lo corroboró el titular de la cartera, Alejandro Nario, quien indicó que los plazos de la consulta vencen el próximo 8 de mayo.