La construcción de dos terminales marítimos, uno para naves de hasta 200 metros de eslora y otro para buques de hasta 300 metros de largo, conforman el proyecto liderado por la empresa Parque Energético Río Alejandro S.A., el cual se emplazará en Puerto Pilón, en la provincia de Colón en Panamá.

Para ello, el gobierno panameño concesionará 31 hectáreas de fondo marino en Río Alejandro, el cual, según la resolución oficial publicada el pasado 29 de mayo, serían los derechos que incluyen aprovechamiento, uso y explotación del fondo marino, según informó La Estrella de Panamá.

Además de la superficie acuática, se añaden a la concesión por 20 años una superficie de 4.738 metros cuadrados para las obras asociadas a los terminales. Ambos recintos serán utilizados para el movimiento de graneles líquidos, así también como gas natural y gas licuado de petróleo, HFO, entre otros, los cuales serían transportados hacia la central termoeléctrica que también se ubica en Río Alejandro.

Según el documento en el que la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) celebra contrato con Parque Energético Río Alejandro S.A, la compañía efectuaría una inversión en torno a los US$50 millones para materializar este proyecto.