Equipos de cimentación de Liebherr están siendo utilizados en un importante corredor vial de Buenos Aires. 

Paseo del bajo 10

Paseo del Bajo es un corredor vial de 7,1 kilómetros.

Argentina está haciendo importantes inversiones para mejorar su infraestructura vial y uno de los proyectos destacados, tanto por su importancia para la capital Buenos Aires, como por ser una iniciativa anunciada por varias administraciones, es Paseo del Bajo, un corredor vial de 7,1 kilómetros que conectará las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata. La iniciativa contempla cuatro carriles exclusivos para camiones y buses de larga distancia, además de ocho carriles para vehículos livianos (cuatro por sentido), con lo que se mejorará ostensiblemente el flujo vehicular de la ciudad.

El proyecto, cuya construcción comenzó a fines del año pasado y debiera finalizar durante 2019, se divide en tres tramos: el tramo A compuesto básicamente por dos viaductos y un paso bajo nivel; y los tramos B y C que conforman la trinchera principal y la vía del RER (Red de Expresos Regionales), ferrocarril que pasa a un lado de la traza principal.

Cimentaciones

Un rol especial en el Paseo del Bajo es el que juegan las cimentaciones, no sólo en términos de inversiones, con un costo estimado en US$160 millones, sino que también por la magnitud de ellas.

Según detalla Óscar Ibáñez, gerente comercial Sudamérica grúas sobre orugas y piloteadoras de Liebherr, “la obra cuenta con aproximadamente 50.000 m2 de muro colado de 500 mm de espesor (a 13 metros de profundidad), 17.000 m2 de muro colado de 600 mm de espesor (a 20 metros), 5.000 m2 de muro colado de 700 mm de espesor (a 9 metros) y 13.500 m2 de muro colado de 900 mm de espesor (a 29 metros), además de 30.000 metros lineales de pilotes de diámetro 600 mm y 800 mm y 7.000 metros lineales de pilotes de 1.400 mm de diámetro”.

Dsc 0003 chica

Un rol especial en el proyecto es el que juegan las cimentaciones.

Según explica el ejecutivo, en general son pilotes de 600 mm de diámetro que se instalarán a unos 15 metros de profundidad y los de 800 mm a 22 metros de profundidad, mientras que los pilotes del viaducto, que son de 1.400 mm de diámetro, van a 36 metros de profundidad. “En general los primeros seis a siete metros de profundidad del terreno son de un material de relleno muy variable, pero blando. Luego hay algunos estratos de arcilla compactada con una dureza superior a 40 golpes de ensayo SPT (del inglés Standard Penetration Test), y a partir de los 28 metros se llega al Puelchense, que es un acuífero confinado donde hay que tener mucho cuidado con el sifonamiento de las perforaciones ya que es un estrato de arena limpia con agua confinada a presión”.

Equipos

Una de las empresas a cargo de la construcción de cimientos en Paseo del Bajo es Pilotes Carcarañá, compañía argentina con más de 35 años de experiencia en cimentaciones especiales. Dentro de los equipos que está empleando en los trabajos de Paseo del Bajo se puede mencionar una grúa sobre orugas heavy duty de Liebherr, la HS 8070, equipo que con una capacidad de carga máxima de 70 toneladas, destaca dentro de su categoría por su elevado rendimiento en la manipulación y su rentabilidad mejorada.