Actualmente las cifras se sitúan en un 7,98%.

construcción méxico

El conflicto arancelario que hoy enfrentan México y Estados Unidos podría llevar a una inflación en el sector mexicano de construcción, la que podría alcanzar un 13,5% hacia finales de 2018, según señaló un informe de la consultora Forecastim. El documento sostiene que el precio del acero podría subir un 25% en el país; y bajo ese escenario la inflación en la industria sería de entre un 4 y un 5% adicional.

En cifras, “durante el mes de mayo, la tasa inflacionaria se ubicó en un 7,98%, aumentando respecto a abril que se ubicó en 7,16%”, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México, INEGI. En esa línea comentó que “si los precios del acero crecen 25%, el indicador en el sector se dispararía a 12% y llegaría a 13,5% cinco meses después del primer impacto”, es decir, hacia el mes de octubre.

Cabe recordar que, en marzo de 2017, la inflación de la construcción tocó su nivel más alto en nueve años, al registrar una tasa anual de 13,39%. “El grado de sensibilidad de la construcción frente a los precios del acero es alta, ya que por cada punto porcentual de incremento de insumos en la industria siderúrgica, la inflación en la construcción se incrementa 22 puntos base”, señaló el análisis de Forecastim.

Las obras que más se resienten con el precio del acero son la edificación de naves y plantas industriales; las obras de generación de electricidad; obras de tendido eléctrico y de las telecomunicaciones; la construcción de sistemas de distribución de petróleo y gas; y las relacionadas con la distribución y tratamiento de agua.