La demanda por hidrocarburos deberá contar con un gasoducto además del tren para satisfacer los requerimientos de transporte.

El boom que ha generado el yacimiento gasífero de Vaca Muerta en Argentina y que ha incrementado su producción de una forma sorpresiva de un año a otro ha motivado la generación de proyectos de inversión para poder transportar la mayor producción del yacimiento, tanto dentro del mercado argentino como también hacia el exterior.

gasoducto

El secretario de Planeamiento Energético, Daniel Dreizzen, durante la Conferencia Argentina 2018 de Moody´s, esbozó un objetivo. “Es necesaria la construcción de un gasoducto, adicional a uno que va hacia Rosario, que vaya desde Neuquén hasta el Puerto de Bahía Blanca, donde además se emplazará una planta regasificadora de GNL, de manera tal de transportar el combustible vía marítima hacia todo el mundo”, señaló.

Para el proyecto gasífero, existen ofertas de varias empresas a las que se les está ofreciendo una licencia por 25 años para transportar el gas mediante el gasoducto mencionado y exportarlo libremente; de no existir oferta satisfactoria, se llamaría a licitación pública.

Cabe destacar que el auge es tal que, en paralelo al gasoducto, se encuentra en marcha el Tren Vaca Muerta, que también va a Bahía Blanca y que demandará inversiones cercanas a los US$1.300 millones. Además, durante estos días comenzará la exportación de gas hacia Chile y luego al sur de Brasil.