Captura de pantalla (19)

El Latam Rental de este año nos da un pequeño respiro antes de saber cómo será este año de pandemia para la industria del alquiler en América Latina. Las 45 principales empresas de la región totalizaron ingresos por unos US$2.189,8 millones durante 2019, un leve incremento por sobre los US$2.150 millones anotados en la tabla del año pasado.

La principal novedad está dada por el Grupo Vamos, brazo de distribución y alquiler de equipos y camiones de la brasileña JSL, la que viene a imponerse como la mayor compañía de alquiler en la región con ingresos por unos US$235,5 millones durante el año pasado. De esta forma, la británica Aggreko, que siempre había sido puntera en el listado, quedó relegada al segundo lugar, con una facturación de unos US$217 millones en la región.

En tercer lugar se ubica la estadounidense Ameco, que generó en la región ingresos por unos US$121 millones, y que es seguida de cerca por Madisa, que logró ingresos por US$116 millones. Le pisa los talones a la mexicana, Sullair Argentina, compañía que se empina en la quinta posición de la tabla gracias a una facturación de US$115 millones.

Un salto de dos posiciones fue el dado por uno de los distribuidores más antiguos de Caterpillar en el mundo, la peruana Ferreyros, que durante 2019 obtuvo ingresos por US$111,9 millones, experimentando un crecimiento de más del 30% respecto a 2018.

Por su parte, la chilena SK Rental Group, que cuenta con operaciones en Bolivia, Brasil, Chile, Colombia y Perú, mantuvo la séptima posición con ingresos por US$108 millones.

Una caída de tres puestos fue la que experimentó la especialista en generación, APR Energy, que habría generado ingresos en América Latina por US$105 millones, quedando en la octava posición, seguida de cerca por otro especialista estadounidense en generación, SoEnergy, en noveno lugar.

Para cerrar el top ten está otra gran empresa brasileña, Ouro Verde Locação, que a través de su división de equipos pesados logró ingresos por US$96,1 millones.

Nuevas incorporaciones

Además del ingreso de JSL al Latam Rental 45, hay tres otras nuevas empresas. Se trata de la brasileña Casa do Construtor, que con ingresos por más de US$54,1 millones se ubica en el puesto 13. Hoy la compañía cuenta con 275 ubicaciones en Brasil y Paraguay, pero cabe mencionar que la empresa tiene ambiciosos planes y, a través de un sistema de franquicias, proyecta llegar a 1.000 locales hacia 2027.

Captura de pantalla (20)

Otra brasileña nueva en el ranking es Pesa, que con ingresos por US$26,3 millones en 2019 quedó ubicada en el puesto 23.

Finalmente, la colombiana Rentsol, hace su aparición en el Latam Rental en el puesto 42, con ingresos durante el año pasado por US$6,2 millones.

Estos nuevos ingresos han desplazado fuera del ranking a la colombiana Gecolsa y a la ecuatoriana Megarent.

Impactos del covid-19

Jugando a tener una bola de cristal, se podría decir que en el ranking del próximo año (basado en los ingresos de 2020) veremos una industria que sin dudas experimentará los impactos de la pandemia, pero resulta reconfortante ver que muchas empresas, aun en tiempos de crisis, sienten que podrían experimentar una interesante recuperación durante 2021.

Si bien muchos proyectos y sitios operativos han sentido el impacto del covid-19 en su cronograma, Ameco dice que continúa brindando a los clientes soluciones de administración de activos, servicios de soporte del sitio, equipos de construcción, vehículos, herramientas, suministros de seguridad, andamios y refugios para explosiones. Además, la compañía destaca estar apoyando a sus clientes al proporcionar productos y servicios que permiten operaciones continuas, tales como estructuras de desinfección y equipos de protección personal (PPE).

Un enfoque similar es el de Maquinas Diesel (Madisa), desde donde aseguran que “a pesar del golpe a la industria estamos avanzando de la mejor manera ante la adversidad, tomando las precauciones correspondientes, con campañas de sanitización de equipos y ofreciendo el mejor servicio a los clientes”.

Por su parte, desde Casa do Construtor señalan que “el covid-19 vino a perfeccionar nuestros cuidados con la salud en general”, y en este sentido, al igual que Ameco, la compañía ha aprovechado la contingencia para fortalecer su mix de productos en la línea de limpieza e higienización, así como sus plataformas digitales, y así estar preparados para el ‘nuevo normal’. “En términos de resultados para 2020 esperamos mantener nuestro rendimiento de 2019, sin crecimiento real en la facturación, pero con un crecimiento del 20% para 2021”, aseguran.

Dos distribuidores de Caterpillar en Brasil comparten el optimismo. Sotreq señala que el crecimiento en la infraestructura y exportación de commodities no se ha detenido, mientras que Pesa comenta que, si bien inicialmente hubo mucha cautela, luego se procedió a seguir avanzando con fuerzas en los proyectos que estaban en cartera.

Mills, en tanto, si bien reconoce que observó una reducción en la actividad económica a finales de marzo y en abril, experimentando una caída en los ingresos por alquiler, advierte que aún no es posible estimar adecuadamente el comportamiento de las actividades para el resto del año.

Locabens, en tanto, comenta que el impacto en la construcción de bienes raíces ha sido discreto y que si bien hay incertidumbre respecto a si el número de lanzamientos disminuirá mucho o poco, hay esperanza que las medidas de incentivos del gobierno para las obras de infraestructura produzcan una mejora.

Por su parte, A Geradora, confía que “muy pronto volveremos a la normalidad y superaremos todas estas adversidades derivadas de la pandemia de covid-19 (…) será otra crisis que la industria superará sabiamente”.

Sullair Argentina tiene un escenario algo más negativo y sus actividades han decrecido en un 50% producto del covid-19, contexto que, debido a la delicada situación económica Argentina, hace “difícil imaginar a esta altura cómo será esa recuperación para el 2021 en términos de calidad y velocidad”.

Colombia experimentó un fuerte impacto en la industria de la construcción, con una estricta y prolongada cuarentena, y desde Rentsol advierten que “la mayoría de los nuevos proyectos se encuentran a la expectativa del desarrollo de los acontecimientos para definir su arranque de actividades. Esperamos en 2021 un escenario normalizado y retomar el desarrollo de las inversiones y crecimiento”.

También en Colombia, Rentandes ve algunas oportunidades, y si bien desde la compañía aseguran que en el corto plazo, la incertidumbre económica probablemente afecte la cantidad de operaciones nuevas, “a mediano plazo, el alquiler se convierte en una solución ideal para los actores que tengan operaciones andando y necesiten más activos sin hacer la inversión inicial en ellos”.

Uno de los resultados de esta pandemia será la aceleración de procesos encaminados a un mundo más digitalizado y la chilena Trek es un buen ejemplo . Según la compañía, además de concentrarse en el cuidado de su personal por sobre todas las cosas, “pusimos en marcha nuestro propio software enfocado en un 100% en el rental”, una creación propia de la empresa. “Nuestra proyección es seguir invirtiendo, quizás siendo algo más cautelosos, ya que siempre nos ha caracterizado nuestra agresividad en el aumento de flota anual, pero viendo con buena cara el devenir de este proceso”.

download-butt-SPN