El mundo en el que vivimos actualmente, un mundo con covid-19 y distanciamiento social, y con la mayoría de las economías pronosticando un crecimiento negativo, es muy diferente del que disfrutamos y dimos por sentado en 2019.

El año pasado fue otro año positivo para la industria de la construcción; por ejemplo, la Yellow Table de mayo con la clasificación de los 50 principales fabricantes de equipos de construcción del mundo, reveló que las ventas alcanzaron los US$202.700 millones, superando así por primera vez los US$200.000 millones.

ICon-200-2019-3x2

De igual forma, las cifras del Top 200 reflejan un año positivo. La cifra total de ventas generada por los 200 contratistas de la lista es de US$1,74 billones, un fuerte aumento con respecto a la última lista de 2018 que mostró ventas por US$1,67 billones.

Los contratistas con sede en China continúan dominando los niveles superiores de esta lista. China es el mercado más grande del mundo para la venta de equipos de construcción y la iniciativa Belt and Road continúa extendiéndose con los contratistas chinos adjuntos a estos proyectos, los que son realmente un importante motor de crecimiento. También vale la pena señalar el impacto del desarrollo ferroviario de alta velocidad en China: desde que abrió su primera línea en 2009, el país ha desarrollado, por mucho, la red ferroviaria de alta velocidad más grande del mundo y ha anunciado planes para extenderla aún más.

El contratista número uno en la lista, China State Construction and Engineering, registró un aumento en las ventas pasando de los US$178.000 millones a US$203.000 millones, una cifra bastante asombrosa y marca la primera vez que una empresa en la lista Top 200 supera los US$200.000 millones. El segundo en la lista es China Railway Group, compañía que pasó de US$111.000 millones en 2018 a US$124.000 millones el año pasado. A pesar de este aumento, la brecha del primer al segundo lugar se ha ampliado considerablemente.

Otras dos empresas chinas conforman el tercer y cuarto lugar: China Railway Construction Corporation y China Communications Construction, respectivamente. Vinci, con sede en Francia, se sitúa en la quinta posición y es la primera empresa no china en la lista. Ninguno de los cinco primeros ha cambiado de posición respecto al año pasado.

Movimientos

Entre la sexta y décima posición hay algo de movimiento. Shanghai Construction Group subió del puesto número once al noveno, desplazando así a la alemana Hochtief al décimo lugar y sacando del top ten a la estadounidense Bechtel, que quedó posicionada en el décimo tercer lugar.

En total, hay seis nuevas empresas en la lista, un aumento con respecto a las cuatro del año pasado. Estas empresas son de: Japón, España, Holanda, India, Finlandia y México.

Con respecto a los movimientos más importantes en la lista, destaca el dado por M.A Mortenson. La estadounidense pasó del número 105 al número 70, un aumento de 35 lugares. La compañía diseña y construye edificios de oficinas, colegios, universidades, hoteles, laboratorios, instalaciones deportivas y unidades de fabricación y tiene 12 oficinas regionales en América del Norte.

El otro gran salto es el del Grupo Zachry en el número 128. La empresa, especializada en proyectos llave en mano de construcción, ingeniería, mantenimiento, renovación y fabricación en los sectores de energía, productos químicos e industrial, ha estado “rebotando” un poco en la lista: el año pasado estaba en el número 200, pero ello representó una caída con respecto al año anterior cuando ocupó el puesto 168.

Hacia el futuro

Como se mencionó al comienzo del artículo, 2019 fue un buen año para la construcción, pero 2020 no lo ha sido. La tendencia reciente de la tabla de las 200 principales ha sido que las ventas generadas por las empresas de la lista aumenten año tras año, pero este no será el caso el próximo ejercicio. El covid-19 ha tenido un impacto masivo en la vida de las personas en todos los aspectos, siendo uno de los más importantes el económico, con casi todas las economías del mundo entrando a una caída libre.

Muchos países están ahora comenzando a salir de este bloqueo de forma lenta, tentativa, pero para la gran mayoría todavía está muy lejos de lo normal. La buena noticia para la construcción y las empresas de esta lista es que la industria no se vio tan afectada como muchos otros sectores importantes. Incluso durante el apogeo de los “cierres”, el trabajo de construcción se consideró esencial en muchos países y continuó, aunque de una manera diferente y con nuevos procesos y precauciones.

Los proyectos de infraestructura a gran escala no se cancelan, ya que hay demasiado dinero financiero y capital político invertido en ellos. Es posible que países de todo el mundo estén buscando invertir en nuevos proyectos como una forma de “poner en marcha” sus economías. El Reino Unido ya ha anunciado tal plan y tanto el presidente Trump como su principal rival a la presidencia, Joe Biden, han delineado ambiciosos proyectos de infraestructura en caso de que sean elegidos en noviembre.

Como se mencionó, China tiene un papel importante entre los 200 principales, y cuatro de los cinco más importantes contratistas de la lista son chinos. Por lo tanto, también puede ser un buen augurio para la lista del próximo año que China se haya recuperado más rápido de la pandemia que cualquier otro país. Las últimas predicciones económicas y de construcción que salen del país para el resto del año son, en general, positivas.

Los 200 principales del próximo año seguramente verán caer la cifra de ventas de US$1,74 billones de dólares. La pregunta del millón es cuánto caerá, si será un bache en la carretera o un gran agujero que requiera un cambio de ruta.

 

País por país

La lista de los Top 200 cuenta con solo nueve contratistas de China (menos del 5%) y, sin embargo, las empresas del país representan un asombroso 36,2% de las ventas totales generadas por la lista. En la tabla del año pasado, las empresas chinas representaron el 33,7% del total; también había nueve contratistas con sede en China en ese momento, por lo que muestra el crecimiento que han experimentado las empresas, especialmente las que se encuentran en la parte superior de la lista.

Para poner esto en contexto, el país con el mayor número de contratistas en la lista es Japón, con 34 empresas en total. Sin embargo, éstas representaron, en términos relativos, un exiguo 11,2% de las ventas totales.

Estados Unidos está solo una detrás de Japón, con 33 compañías, no obstante representa un porcentaje más alto de las ventas totales con un 13%. El contratista estadounidense más alto en la lista es Bechtel en el número 13 pero, en general, los contratistas estadounidenses tuvieron un año fuerte; 20 vieron aumentar su clasificación, 11 bajaron y dos permanecieron igual.

Como sucedió el año pasado, los países europeos ocupan los siguientes lugares en la lista en cuanto a las ventas que generan, ocupando estos puestos Francia, Reino Unido y España.

Francia solo tiene ocho empresas en la lista, pero generan la cuarta mayor cantidad de ingresos con poco menos de US$140.000 millones. Vinci juega un papel importante en esto, llegando al número cinco de la lista. La siguiente empresa francesa en posición más alta es Eiffage, en el número 14, con ventas de poco menos de US$21.000 millones.

El Reino Unido sigue superándose, con 21 empresas en la lista. Muchas de ellas son empresas globales que operan más allá de sus fronteras y será interesante ver qué impacto tiene en sus ventas la salida del Reino Unido de la Unión Europea y las posibles nuevas restricciones y regulaciones comerciales.

Para un país de su tamaño y en el que se están llevando a cabo numerosos proyectos de infraestructura a gran escala, la India ciertamente está subrepresentada. El país tiene una nueva entrada en la lista, lo que significa que ahora hay tres contratistas con sede en India entre los 200 principales y Larsen & Toubro logró un fuerte aumento al número 15 desde el 20.

 

METODOLOGÍA

El Top 200 es un ranking de las empresas constructoras más grandes del mundo sobre la base de los ingresos por ventas en 2019, ya sean años calendario o financieros, dependiendo de sus prácticas contables individuales.

La información ha sido obtenida por distintas fuentes, incluyendo contabilidad auditada, declaraciones de empresas y de respetadas organizaciones. En algunos casos International Construction realizó una estimación de los ingresos.

La clasificación se realiza en base a dólares estadounidenses y los tipos de cambio fueron cifras promedio entre enero y el 1 de junio de este año.

Si bien se ha hecho el mejor esfuerzo para que la información de este reportaje sea lo más exacta posible, International Construction no se responsabiliza por errores u omisiones.

Si algún lector estima que su compañía u otra de su conocimiento debería incluirse en el listado, póngase en contacto con el editor de International Construction, Andy Brown al mail: andy.brown@khl.com.

download-butt-SPN