A medida que pasan los años, el procedimiento de reciclaje en frío de Wirtgen sigue ganando terreno.

W photo wr240i 00439 hi

El betún espumado posibilita la elaboración económica de capas de base de material mezclado en frío de alta calidad.

El respeto del medioambiente es un tema crucial en el mundo que adquiere aún una mayor relevancia cuando se trata de la industria de la construcción, sector intensivo en generar algún impacto en el entorno. Imposible imaginar la construcción de cualquier infraestructura sin un alto impacto en el sitio de trabajo. Es así como las tecnologías respetuosas con el medioambiente y los recursos naturales son más demandadas que nunca.

Es en este contexto que la alemana Wirtgen destaca su procedimiento de reciclaje en frío, el que según la empresa “está acreditado desde hace años y ya cumple hoy las exigencias de mañana”.

Una infraestructura que está expuesta a cargas permanentes y pesadas son las carreteras, las que con el pasar de los años ven su estructura fracturada, con daños que pueden incluso llegar a su subestructura. Cuando esto sucede se debe rehabilitar toda la carretera.

Considerando lo anterior es que la compañía señala que “el reciclaje completo del material fresado, así como su preparación económica, hacen que el reciclaje en frío con betún espumado, que Wirtgen ha promovido y formado determinantemente en los últimos 30 años, sea ecológico y rentable”. De esta forma, con tres décadas en el mercado, el reciclaje en frío con betún espumado como ligante es un procedimiento de amplio conocimiento en el mundo para la rehabilitación de carreteras y que cada vez gana más adeptos.

Luego del fresado de la carretera dañada y la aplicación del ligante, es posible elaborar capas flexibles y duraderas, las que según Wirtgen “forman la base perfecta en la superestructura de la carretera para extender posteriormente sobre ella la capa final de asfalto de grosor reducido”.

El betún espumado se genera a partir de betún normal calentado a aproximadamente 175 °C. La adición del ligante en una mezcla mineral se realiza “in situ” dentro de recicladoras en frío 2200 CR y 3800 CR o de recicladoras en frío y estabilizadoras de la serie WR de Wirtgen de forma exacta mediante sistemas de pulverización controlados por microprocesador.

El proceso también puede realizarse “en planta” con la planta mezcladora móvil para reciclado en frío KMA 220i de Wirtgen.

Dentro de las ventajas del reciclaje en frío con betún espumado, Wirtgen destaca la extrema estabilidad de las capas, la conservación de los recursos naturales gracias al reciclaje al 100%, la reducción tanto de emisionesde CO2 como del tiempo de construcción y su gran rentabilidad.

¿Betún espumado?

Para la producción de betún espumado se inyectan a alta presión cantidades reducidas de agua y aire en el betún caliente. Seguidamente, el agua se evapora y deja que el volumen del betún aumente de golpe entre 15 y 20 veces. A continuación, la espuma se introduce en una mezcladora a través de toberas pulverizadoras y se mezcla óptimamente con materiales de construcción fríos y húmedos.

La calidad del betún espumado se describe, principalmente, por los parámetros “expansión” y “vida media”. A mayor expansión y más larga la vida media, mejor se procesa el betún espumado.

Reciclaje en Brasil

Una importante vía en São Paulo, Brasil, es la SP-70, también conocida como autopista Ayrton Senna, una conexión de transporte clave entre São Paulo y Campos do Jordão, Vale do Paraíba y Rio de Janeiro, además de ser la principal ruta de acceso al Aeropuerto Internacional de Guarulhos.

Por esta vía circulan diariamente más de 250.000 vehículos, un 15% de los cuales son vehículos pesados. Este gran volumen de tránsito fue generando importantes daños, requiriendo en 2011 una importante rehabilitación, trabajo que además de disponer de poco tiempo, debía hacerse impactando lo menos posible la normal operación de la autopista.

Los equipos W 1900 y W 200 de Wirtgen estuvieron a cargo del fresado de los tramos a reparar, mientras que el material fue reciclado junto con el betún espumado en dos mezcladoras móviles de reciclaje en frío KMA 220. El material recuperado reciclado fue pavimentado en dos capas, de 20 cm y 10 cm. A continuación, una pavimentadora sobre orugas de Vögele extendió sobre esta superestructura una capa de rodadura bituminosa de 5 cm de espesor.

En laboratorio

Para conseguir los más óptimos resultados es necesario realizar previamente una gran cantidad de estudios de toda la superestructura de la carretera y por sobre todo, exhaustivos análisis de la mezcla con betún espumado.

Wg jobsite ayrton senna highway 09079 hi

Con ayuda del sistema de laboratorio WLB 10 S se pueden realizar series de medición para averiguar las propiedades del betún espumado.

Wirtgen también cuenta con una amplia oferta de asesorías, acompañando proyectos con consultoría in situ. Asimismo, la empresa cuenta con laboratorios que permiten un mayor control sobre los materiales a utilizar en un proyecto vial.

Para la elaboración de distintos ensayos, Wirtgen utilizasu compactador de laboratorio WLV 1. Este procedimiento de compactación especialmente desarrollado para el reciclaje en frío posibilita la elaboración de probetas grandes para la realización de ensayos triaxiales, así como de probetas pequeñas para ensayos de resistencia a tracción indirecta.

La marca también ofrece la mezcladora de laboratorio WLM 30, a través de la cual se puede definir la composición adecuada de la mezcla y diferentes recetas de mezcla idóneas. La WLM 30 tiene capacidad para unos 30 kilos de material, dispone de una velocidad de giro variable y de un ajuste del tiempo de mezclado.

Para definir exactamente la calidad del betún espumado antes del inicio de la obra está el sistema de laboratorio móvil WLB 10 S, a través del cual se pueden variar parámetros como volumen de agua, presión y temperatura.

Temas