Infrasructure

Nuevo gobierno muestra disposición de iniciar más proyectos.

El Gobierno Federal estipuló, en febrero, un calendario para la realización de concesiones en los cien primeros días de mandato. Este anuncio generó un aliento para el mercado de la construcción y buenas perspectivas para la recuperación del segmento de infraestructura.

El año pasado, por quinto año consecutivo, el PIB de la construcción civil presentó un retroceso, esta vez del 2,5%, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Este desempeño negativo se debió principalmente al área de infraestructura, que fue golpeada fuertemente por la crisis económica y por la menor inversión del poder público.

La realización de la primera subasta del Gobierno Federal parece confirmar esta tendencia positiva esperada por el mercado y por las proyecciones de la Fundación Getulio Vargas (FGV), que estima un aumento en el PIB de la construcción civil brasileña del 2%. La concesión de 12 aeropuertos regionales, situados en el Norte, Centro-Oeste y Sudeste, recaudó R$2.377 millones en otorgamiento. La inversión prevista a lo largo de 30 años de concesión para ampliación y mantenimiento de las terminales es de R$3.500 millones. Para los primeros cinco años, el aporte estimado es de R$1.470 millones.

Para las demás subastas, terminales portuarias y Ferrovía Norte-Sur, la expectativa también es positiva. El Gobierno Federal espera obtener inversiones por R$629,5 millones en las diez terminales a lo largo del tiempo del período de concesión, que varía entre 15 y 20 años, según la localidad. La subasta del ferrocarril Norte-Sur involucra un tramo de 1.537 kilómetros, que va de la ciudad de Estrela d’Oeste (SP) a Puerto Nacional (TO); y el ganador deberá hacer un aporte de R$2.800 millones a lo largo de los 30 años de concesión.

Equipos para construcción

Estas acciones, aliadas a la reanudación en la confianza de los inversores, permiten analizar que el segmento de equipos para construcción podrá tener un nuevo crecimiento este año. En 2018, la comercialización de máquinas de movimiento de tierra (línea amarilla) obtuvo, después de cuatro años, un aumento del 40% ante 2017, de acuerdo con los datos del Estudio Sobratema del Mercado Brasileño de Equipos para la Construcción. Es importante recordar que este incremento ocurrió en el último año de un gobierno debilitado que, a pesar de las dificultades políticas, priorizó la reanudación de obras paradas para la mejora de la infraestructura.

Mário Humberto Marques - vice-presidente da Sobratema (6)

Mário Humberto Marques - vice-presidente da Sobratema (6)

Para 2019 la previsión es que haya un crecimiento de entre el 4% y el 5%. Esto es porque la flota productiva ociosa todavía está cerca del 50% y, si las obras de infraestructura se aceleran, esos equipos parados serán los primeros en ser puestos en operación. Otra cuestión para analizar es la disminución de las inversiones de Petrobras, que también afectarán el escenario de proyectos en el segmento.

Sin embargo, para el segmento de equipos para construcción, las señales del Gobierno Federal y de los gobiernos estatales aumenta la confianza de los empresarios y de las empresas que actúan en la cadena productiva, además de traer a las compañías a un escenario de actividad económica. Por todo ese movimiento, este año, esperamos que este regreso sea percibido de una forma más contundente.

 

Escrito por Mario Humberto Marques, vicepresidente de Sobratema.