Manitou Brasil cerró a principios de este año la exportación del 30% de su producción de máquinas a un distribuidor en Argentina. “Esto representa una expansión en las actividades de Manitou en toda América Latina”, afirma Marcelo Bracco, director general de Manitou Brasil y América Latina.

De acuerdo el ejecutivo, el mercado argentino está recibiendo cada vez mejor los productos brasileños, y eso es una buena señal para la economía local. “Vale recordar que Brasil es el único país de América Latina que posee fábrica Manitou”, subraya.

El grupo Manitou cerró 2018 con una facturación de 1.880 millones de euros, un crecimiento del 18% en los ingresos y un 6,9% en el beneficio operativo corriente. 

“Estoy muy satisfecho con el desarrollo del grupo en 2018 en todas las regiones y mercados. Nuestro crecimiento es el resultado de las inversiones que hacemos año tras año para fortalecer nuestro liderazgo y alcanzar nuestros objetivos a largo plazo. Muchos recursos humanos, financieros e industriales han sido implementados para atender mejor a nuestros clientes”, afirmó Michel Denis, presidente y CEO del Grupo Manitou.