Maquinaria usada en óptimas condiciones de operación, esta es la promesa de Salfa Certificado, un sello que garantiza productividad, disponibilidad, bajo costo de operación y respaldo ue Salinas y Fabres está aplicando en toda su red de sucursales a lo largo de Chile.

Dieci Construcción

Entre las marcas representadas por Salfa está Dieci.

Dentro de Salfa Certificado se consideran todas las marcas comercializadas por Salfa, entre las que destacan John Deere, Hitachi, Hamm, Vogele, Dieci y Kleemann, entre otras.

El proceso implica un completo reacondicionamiento de las máquinas. Gregorio Valcarcel, subgerente de ventas de maquinaria usada de Salfa, explica que los equipos “son sometidos a una rigurosa evaluación y posterior reparación de todos los componentes que están fuera de las especificaciones del fabricante. En primer lugar, se efectúan pruebas prácticas de operación simulando las condiciones reales de campo. Luego, se desarrolla una rigurosa pauta (IT1) del equipo en general y en componentes tales como tren motriz, sistema hidráulico, sistema eléctrico, entre otros. Finalmente se llevan a la última etapa que es la de pintura, neumáticos y tapices”.

Junto a todo lo anterior, y desde antes de la existencia de este plan, todo producto comercializado por Salfa Usados es previamente sometido a pruebas prácticas de manera de asegurar que la maquina no tenga problemas que puedan terminar en una falla catastrófica. “La mantención preventiva es fundamental para obtener el mayor rendimiento de los equipos. Para ello nuestros productos y marcas cuentan con distintos sistemas de ayuda y alerta para lograr estos objetivos. Tales como: entregas técnicas, capacitación, telemetría y contratos de mantención”, destaca el ejecutivo.