La fábrica brasileña había dejado de producir en doble turno en 2013.

La fábrica brasileña de camiones Scania, en São Bernardo, estado de Sao Paulo , culminará el 2018 con una producción total de 27.000 unidades, de las cuales el 30% son para el mercado brasileño, el 35% para otros países de América Latina y el restante 35% para otros lugares del mundo. “El principal destino es Rusia, ya que debe recibir 5.600 unidades en 2018. Para Argentina serán enviadas 2.000 unidades, lo mismo que en el año pasado”, admitió Christopher Podgorski, presidente de la automotriz para América Latina.

SCANIA

Estas cifras obedecen a que Scania Brasil volvió a producir en doble turno, situación que no era posible desde antes que estallara la crisis en ese país el año 2013. La operación en dos turnos, tiene que ver con el montaje final de vehículos, principalmente. Las líneas de mecanizado y cabina, en tanto, dependiendo de la estacionalidad, operan hasta en tres turnos.

“Esto es un récord para nosotros y para el rubro en general, dado que en la fábrica de São Bernardo producimos camiones iguales a los que son montados por la compañía en Europa. Entonces, cuando el mercado europeo está con una fuerte demanda y la fábrica europea no puede suplir otras regiones, nuestra fábrica en Brasil contribuye a satisfacer la demanda a nivel mundial. Es lo que ha ocurrido hace tres años, cuando el mercado europeo creció de forma consecutiva”, admitió.

Podgorski explicó además que, del plan de inversión de US$650 millones en Brasil entre 2016 y 2020, ya se desembolsaron cerca de US$370 millones. Por ende, falta por invertir cerca de US$280 millones. Estos dineros están pensados para el desarrollo de sus productos y un fortalecimiento de la red de distribución de la marca.