Las concesionarias de infraestructura para líneas férreas, que son supervisadas en Perú por el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Uso Público (Ositran), revelaron que sus ingresos operativos durante el pasado 2018 alcanzó los US$ 218 millones.

La información se dio a conocer mientras se realizaban las presentaciones de los Planes de Negocios para el 2019, donde las concesionarias indicaron que en el 2018 se realizaron inversiones por US$494 millones; US$317 millones de eso, correspondieron a inversiones realizadas para la Línea 2 del Metro de Lima.

Además, para 2019 en el Ferrocarril del Sur y Suroriente (Ferrocarril Trasandino) se prevén inversiones por US$15,4 millones. Mientras que, para el Ferrocarril del Sur y Sur Oriente (Ferrovías Central Andina) planean invertir poco más de US$2 millones.

En tanto, en temas medioambientales las concesionarias se comprometieron a continuar su monitoreo y control ambiental y a realizar campañas de capacitación y segregación selectiva de residuos sólidos, ente otras actividades. No contentos con eso, las concesionarias prometieron realizar programas sociales que incluyan apoyo en temas de salud, educación y arte para los porbladores o clientes que se desenvuelven en el área de influencia de las distintas infraestructuras férreas de Perú.