Ciertas verdades son duras de escuchar, pero hay que decirlas: una de las principales causas de muerte de operadores en el trabajo ejecutado en alturas son las descargas eléctricas por contacto con redes de alta tensión.

MADE1

La alarma de acercamiento a la línea eléctrica queda cerca el operador.

Este riesgo afecta especialmente los operadores de plataformas de elevación, sean las típicas tijeras y plumas telescópicas usadas en la construcción, ya sean los canastos de elevación montados sobre camión muy utilizados para corte de árboles y otros mantenimientos en áreas urbanas.

Cómo reducir los riesgos eléctricos

Para reducir este riesgo, una empresa de arriendo brasileña altamente especializada en el sector de seguridad en altura, Rental Master, está introduciendo en su país y en toda Sudamérica un dispositivo de detección y control de distancia del operador en relación a las redes de alta tensión.

El dispositivo es producido en Francia por la empresa Made. Consiste en un conjunto de sensores que se deben acoplar alrededor del canasto de operación de una plataforma. Sus señales son enviadas a un computador también integrado a la plataforma. El funcionamiento es sencillo: el computador está programado para avisar el operador cuando llegue a menos de X metros de una línea eléctrica. El operador recibe una señal visual y sonora muy potente, pero no pierde el control de su plataforma. De manera que, si decide seguir, lo hará sabiendo que se está acercando al riesgo.

Cambio profundo

La mayoría de los operadores certificados por IPAF saben que a veces tienen que acercarse a una línea de alta tensión para realizar un servicio y lo hacen con toda precaución. Pero hay que minimizar el riesgo y para ello el sistema es vital.

MADE2

En demostración, los sensores ubicados en los extremos del canasto detectaron la electricidad y avisaron el operador, que detuvo la subida.

Un punto fundamental del sistema es que protege las personas del choque eléctrico, aunque no se toque físicamente la línea eléctrica. Christian Zaki, director de Rental Master, explica que “las líneas de alta tensión emiten lo que se llama un arco voltaico, una tensión eléctrica alrededor del cable. Sólo el acercamiento puede electrocutar un operador. El sistema Made lo evita totalmente”.

El ejecutivo da más ejemplos sobre las bondades de la aplicación en otras áreas de trabajo. Uno es el de bombas de hormigón, que suelen tener plumas articuladas de gran altura que, por acercarse de una línea eléctrica, pueden conducir electricidad al operador en el suelo. Otro caso posible son los bomberos, que a veces por estar rodeados de humo y con la visibilidad disminuida, terminan por tocar una red de alta tensión y morir durante un rescate.

El conjunto de beneficios agregados por el sistema Made a todas estas operaciones traerá a los empresarios y profesionales que actúan en dichos sectores mucha tranquilidad. Basta con pensar en la menor cantidad de accidentes laborales y sus consecuencias impredecibles, además de menores precios de seguro para arriendo de plataformas aéreas.

Rental Master ya empezó el trabajo comercial del sistema Made en Brasil. La importación se hará directamente desde Francia, y la empresa de arriendo se encargará de la instalación y entrenamiento a las flotas de otras empresas. Un modelo similar se adoptará en los países de Sudamérica, en donde Rental Master está buscando empresas para la introducción y representación de Made.