El proyecto fue liderado por Sacyr Industrial y tiene como objetivo producir diésel y gasolinas más limpias.

Las empresas Repsol y Sacyr Perú anunciaron el fin de los trabajos de ampliación de la refinería La Pampilla, proyecto ubicado en Ventanilla, en el Callao. El objetivo central del proyecto fue la construcción de las plantas de desulfuración de combustibles para la producción de diésel y gasolinas de 50ppm de contenido de azufre. La idea es que el bloque de destilados medios, culminado en 2016, produzca combustibles diésel bajo en concentración de azufre; mientras que el otro bloque producirá también gasolinas más limpias.

la pampilla

En el proyecto ejecutado en gran parte por el Consorcio Sacyr Industrial, se utilizaron 17 mil metros cúbicos de concreto, 2.230 toneladas de estructuras metálicas, además de tuberías y otros insumos de construcción. “Sacyr Industrial cuenta con una gran experiencia en el sector Oil & Gas tanto en Perú como en la región andina. Este proyecto ha sido un reto muy complejo por la exigencia en innovación y excelencia técnica. Tuvimos que aplicar los más altos estándares de calidad y seguridad en los trabajos realizados, con excelentes resultados. Un buen ejemplo de esto, y de lo que nos sentimos muy orgullosos fue el haber logrado superar los 5 millones de horas-hombre de trabajo (alrededor de 4 años) sin ningún accidente”, resaltó Javier Fuentes, representante de Sacyr Industrial en Perú a través de un comunicado.

Para el evento de inauguración asistieron Martín Vizcarra, presidente de Perú; el Rey de España, Felipe VI, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el presidene de Sacyr, Manuel Enrique, entre otras autoridades políticas y del rubro.

Cabe destacar que Sacyr está a cargo del desarrollo de otros 15 contratos en Perú, donde destacan los proyectos de Villa María del Triunfo, para los Panamericanos en Lima 2019, y la concesión del Tramo II de la longitudinal de la Sierra.