La empresa sigue actuando en la isla y amplió su contrato por seis meses más.

Más de cinco meses después de que el huracán María diezmó a Puerto Rico, Thompson Pump y sus trabajadores aún están en la isla ayudando a los ciudadanos a recuperarse. Los esfuerzos de Thompson Pump ayudaron a salvar a toda una comunidad de una inundación potencialmente catastrófica y proporcionaron agua potable a más de 200.000 personas.

Thompson pump puerto rico i

Aliviadero completamente dañado.

Thompson Pump fue una de las compañías contactadas para presentar ofertas para ayudar en la recuperación de la isla, para luego movilizar a un equipo de trabajadores y formular una estrategia que ayudara a salvar a una gran comunidad de residentes que viven aguas abajo de la represa de Guajataca. Cuando el aliviadero de la represa falló, causó un derrame de agua que resultó en una gran erosión que requirió la evacuación de 70.000 hogares de la zona. Durante e inmediatamente después de la tormenta, había un temor real de que pudieran perder la presa por completo.

“Estábamos entrando en una situación con muchas incógnitas. Todavía no habíamos visto el sitio, excepto por fotos y las imágenes de satélite. El área era remota, sin cobertura de teléfono celular y pocos suministros disponibles. Planeamos ser cien por ciento autosuficientes, hasta el punto de que estábamos preparados para acampar en el sitio”, dijo Bobby Zitzka, gerente nacional de ventas de Thompson Pump. “Debido a la experiencia del equipo, estábamos seguros de que podríamos superar cualquier obstáculo”.

En menos de 24 horas, un equipo de 13 trabajadores de Thompson Pump se encontraba en Puerto Rico. En total, 35 miembros de la compañía han estado en el área al menos una vez durante la crisis. “El desinterés de nuestra gente ha sido notable”, señaló Chris Thompson, presidente de la empresa.

Diez sistemas completos consistentes en bombas de 18”, líneas de succión y descarga, y codos y accesorios, fueron necesarios. El proceso de organizar este equipo y entregarlo al sitio de trabajo fue arduo, fueron necesarios aproximadamente 25 camiones de equipos y suministros. Por esto se tomó la decisión de dos sistemas serían llevador por aire, mientras que el resto llegaría en barcaza.

Thompson pump puerto rico iii

Bombas Thompson Dry-Prime de 18” bombean fuera de la reserva.

Cuando Thompson Pump comenzó a reducir el nivel del agua de la presa, aliviando así la posibilidad de inundaciones, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU. se dio cuenta de que los trabajadores y el equipo de Thompson podrían utilizarse para otro propósito: proporcionar agua potable a casi un cuarto de millones de personas.

De esta forma se utilizaron las dos primeras bombas para desviar el agua del embalse del lago Guajataca a un canal que alimentaba a tres plantas de tratamiento de agua. Las ocho bombas restantes se desplegaron de manera similar poco después, lo que permitió el suministro de agua potable a una población que la esperaba por semanas.

Thompson Pump sigue brindando un rol integral en el proceso de recuperación y sus bombas continúan operando sin parar. Su contrato de trabajo fue recientemente extendido por el gobierno de los Estados Unidos, asegurando la presencia de Thompson Pump en Puerto Rico durante al menos seis meses más.