Esta torre será uno de los edificios más altos de Lima.

La torre comercial Javier Prado tendrá más de 90 metros de altura convirtiéndose así será uno de los edificios más altos de Lima, Perú. Cuenta con 27 pisos y nueve sótanos construidos en un área de 82.401.32 m².

Ulma

La torre ha sido diseñada para ser un edificio altamente eficiente (High Performance Building), ya que incorpora estrategias sostenibles como: eficiencia en consumo de agua, eficiencia energética, selección de materiales y calidad ambiental en interiores.

El núcleo principal del edificio con un perímetro de 8,1 x 16,8 m dispone de espacio para diez ascensores. Al mantenerse la geometría hasta la planta 19, se ha optado, para la ejecución del muro exterior del núcleo, por el sistema autotrepante ATR junto con el encofrado manuportable NEVI. Los huecos interiores se han llevado a cabo con la plataforma KSP apoyadas en el estribo mediante soporte balancín.

Al no depender de una grúa y del clima, se logra un ritmo constante de trabajo lo que ha incrementado la productividad. Además, al disponer de tres plataformas de trabajo (principal, hormigonado y recuperación de conos) el sistema autotrepante garantiza la seguridad de los trabajadores en cualquier altura y durante todo el proyecto.

Desde la planta 13, por la geometría particular del edificio, la dimensión de los voladizos era considerable. En este caso se utilizaron andamios BRIO y el Sistema MK.

Para los trabajos de acabado de una de las fachadas laterales del edificio se han colocado dos juegos de consolas BMK como receptoras de la carga en el momento de colocar los andamios. “Esta solución ha cubierto los requisitos de seguridad y las expectativas del cliente“, señaló ULMA en un comunicado.