Un pronóstico revisado de Off-Highway Research indica que las ventas de equipos de construcción en China podrian aumentar un 14% este año.

La expectativa previa era que las ventas cayeran un 8% debido al impacto de covid-19, pero ahora se espera que las medidas de estímulo a raíz de la pandemia reviertan esta tendencia.

Se espera que las ventas de equipos de movimiento de tierras, elevación y construcción de carreteras en China totalicen 418.180 unidades, en comparación con las 368.115 de 2019. Anteriormente se esperaba que 2019 sería el punto más alto en el ciclo actual y que las ventas caerían a 337.700 unidades en 2020

“La recuperación en el mercado de equipos se debe a las contramedidas de inversión contra los impactos de covid-19 en la economía en general”, dijo Chris Sleight, director gerente de Off-Highway Research. “El gobierno central ha adoptado políticas para aumentar la inversión, incluido un gran aumento en la emisión de bonos especiales locales. En los primeros dos meses del año, muchos proyectos de construcción fueron suspendidos. Sin embargo, marzo los vio reiniciarse junto con numerosos nuevos esquemas”, agregó.

De acuerdo a Sleight, otro factor que ha influido en la recuperación es la cantidad de máquinas antiguas que se acercaban al final de sus vidas y que debían reemplazarse. Esta demanda, junto con regulaciones ambientales más estrictas, son los impulsores del reciente auge del mercado.

China se recuperó más rápido de la pandemia que la mayoría de otros países y en marzo las ventas de excavadoras realizadas por OEM chinos alcanzaron niveles récord, según datos de la Asociación de Maquinaria de Construcción de China.

Los volúmenes de equipos de construcción esperados para este año, según las últimas predicciones de Off-Highway Research, llevarían al mercado chino a sus niveles más altos desde 2010 y 2011. Esto fue causado por un enorme gasto de estímulo nacional por parte del gobierno chino a raíz del crisis financiera global que llevó las ventas a un máximo de más de 520,000 unidades en 2011.

A esa subida le siguió una profunda y dolorosa recesión de cinco años para la industria china. Mientras que Off-Highway Research pronostica una recesión para 2021-2023, no se espera que sea tan empinada o profunda como se vio desde 2012-2016.