Palfinger obtuvo ingresos por unos 1.100 millones de euros durante los tres primeros trimestres de este año, cifra 192,8 millones de euros (o 15,2%) menor a los 1.300 millones de euros anotados en el mismo periodo del año pasado. 

La caída de las ventas del fabricante austriaco de grúas y plataformas de acceso se atribuyó al impacto del coronavirus. Sin embargo, la recuperación en el tercer trimestre tuvo un efecto positivo en los ingresos y las ganancias, dijo la compañía. Los mercados de Europa, Rusia, China y América Latina se estabilizaron entre julio y septiembre. Los niveles de pedidos actuales coinciden con los de finales de 2019.

Palfinger Picture1

Palfinger dijo que se mantiene estable a pesar del impacto negativo del 15% del covid-19.

El EBITDA de 140,3 millones de euros fue un 19,9% inferior a los 175,1 millones de euros de los tres primeros trimestres del mismo período de 2019.

“Palfinger ha manejado bien la primera fase de la crisis y ha demostrado un alto grado de estabilidad. En este sentido, quiero reconocer especialmente los logros de nuestros empleados. Además, estamos impulsando el proceso de transformación para continuar nuestro camino de éxito en este entorno de mercado cambiante”, señaló Andreas Klauser, CEO de Palfinger.

De cara al futuro, Klauser no descarta más cierres. Para 2020, la compañía prevé que los ingresos superen los 1.500 millones de euros y un EBIT de 100 millones de euros. El objetivo de ingresos anuales de 2.000 millones de euros “con un margen de EBIT medio del 10% y un ROCE medio del 10% durante el ciclo económico sigue siendo el mismo, pero se ha pospuesto dos años hasta 2024”.