Volvo Construction Equipment cerró un 2018 fuerte, no solo obteniendo su mejor resultado financiero anual, sino también ayudando a la matriz a lograr resultados récord. El crecimiento en los negocios de maquinaria y servicios, y el aumento de la demanda de construcción, infraestructura y minería en todos los principales mercados, ayudaron a Volvo CE a ofrecer mejoras sólidas en ventas, ingresos operativos y pedidos.

Volvo

En el cuarto trimestre del año pasado las ventas netas aumentaron un 21% a 20.323 millones de coronas suecas (unos US$2.500 millones). Los ingresos operativos aumentaron un 19% y ascendieron a SEK 2.157 millones (poco menos de US$240 millones), lo que corresponde a un margen operativo del 10,6%.

Para el año completo, las ventas netas aumentaron un 27%, a SEK 84,238 M (US$9.265 millones). El ingreso operativo ajustado aumentó a SEK 11,306 M (US$1.243 millones), lo que corresponde a un margen operativo del 13,4%.

Condiciones de mercado

La demanda en Europa mejoró durante el cuarto trimestre y aumentó un 12% a fines de noviembre, gracias al fuerte crecimiento en Rusia y al crecimiento moderado en el Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

América del Norte aumentó un 16% en comparación con el mismo período de 2017, gracias a una mayor demanda de excavadoras (las excavadoras compactas aumentaron un 10%, las excavadoras más grandes un 23%).

Por su parte, América del Sur registró un salto del 20%, impulsado principalmente por el crecimiento en Brasil.

Excluyendo a China, los mercados asiáticos aumentaron un 11% en comparación con el año anterior, impulsados por una mejora en India. El mercado chino creció un 35% por encima de 2017, impulsado por una mayor demanda de excavadoras (compactas y de uso general) y cargadoras de ruedas.

“2018 fue un año récord para Volvo CE, impulsado por la buena demanda de las principales regiones en los sectores de construcción, infraestructura y minería”, señaló Melker Jernberg, presidente de Volvo Construction Equipment. “En el futuro, vemos un mayor potencial para aumentar la flexibilidad de volumen en la cadena de suministro, mejorar la calidad y hacer crecer nuestro negocio de servicios. Un negocio de servicios aún más sólido significa que podemos brindar un mejor soporte a nuestros clientes y también equilibrar mejor la ciclicidad en las ventas de equipos de construcción”.