Wacker HQ

El grupo Wacker Neuson ha tomado la decisión de reducir sus programas de producción desde fines de la semana pasada. ”La propagación global del COVID-19 está demostrando consecuencias significativas en la vida pública así como en la economía global. Los estados y las instituciones están imponiendo medidas de protección cada vez más drásticas. Todo esto ha traído consigo crecientes impactos en las cadenas de suministro del Grupo”, afirmó la compañía en un comunicado.

De esta forma, las paradas de planta consideradas para mitad de año, debido a las vacaciones de verano en el hemisferio norte, serán adelantadas para estos meses. ”Cabe mencionar, que el alcance en los recortes de producción se ajustarán a las condiciones de los distintos mercados y sus cadenas de suministro”, advirtió la empresa. 

”La venta de equipos y repuestos para los distintos sectores de la economía, se mantendrá, siempre y cuando las condiciones de cada país donde operamos así lo permitan. A la fecha, el Grupo Wacker Neuson tiene altos niveles de inventario de equipos y repuestos a su disposición, a través del cual asegura su capacidad de suministro. Sin embargo, podrían haber demoras en las entregas debido a las restricciones en las cadenas logísticas que están imponiendo distintos gobiernos a nivel global”, indicó el comunicado.

Asimismo, Wacker Neuson implementará distintos modelos de trabajo a corto plazo. 

China

La compañía comentó también que ha reanudado sus actividades en la planta de Pinghu, en China. De igual forma, sus procedimientos de compra, producción y ventas van retornando a la normalidad.